Para dar una conferencia (charla o clase)

  1. El orador romano

    El orador romano

    Cuida tu presentación personal:
    que tu vestimenta e higiene sea correcta, que jerarquice el momento, debe dar valor a los espectadores y que sea cómoda para ti.

  2. Entrar con buen pie:
    los primeros minutos son fundamentales. Empieza desarrollando la idea que mejor sabes. Si te da para un chiste/anécdota inicial has que se rían junto a ti, no de ti.
  3. Ajustar el lenguaje:
    estás exponiendo frente a un grupo de profesionales, colegas u oyentes y no conversando con amigos en la cancha. El vocabulario debe ser correcto y sin vulgarismos.
  4. Convencer:
    esta es la razón de la exposición, buena parte de tu suerte en esta experiencia depende del estilo que utilices. Las frases cortas y precisas suelen ayudar a seguir el hilo del razonamiento. Si no tienes clara tu exposición, no esperes lo contrario del público.
  5. Mirar a los ojos:
    si la mirada es el espejo del alma, que la tuya no mire al suelo. Procura hablar para todos y no sólo para uno. Aunque la presentación sea una exposición dirigida a uno de los presente –ya sea por responsabilidad en la toma de decisiones y/o su jerarquía- también en este caso no abuse al mirarlo en forma permanente. Busque la adhesión con todo el público.
  6. Dejarse oír:
    no obligues a los presentes a esforzarse para poder escucharte. Habla claro, con intensidad, buena velocidad y modulando perfectamente. Evita disertar con un tono monocorde, quieres que te escuchen y no que se duerman.
  7. Aprender a matizar:
    sabes que hay ideas principales e ideas secundarias. Es importante que en tu discurso se noten las diferencias.
  8. Controlar el tiempo:
    el único reloj que existe está dentro de tu cabeza. Organízate mentalmente para ajustar el tiempo de exposición. Utiliza todo el tiempo del que dispones, pero también respeta el tiempo de tus oyentes. Se puntual.
  9. Demostrar equilibrio:
    si a una respuesta le dedicas 20 minutos y a otra sólo tres podrá parecer que no te la sabes muy bien. También debes controlar los temas y evitar la disgregación.
  10. Salir por la puerta grande:
    deja para el cierre tu mejor respuesta o una declaración sobresaliente. Para esto hay un dicho, bien está lo que bien acaba.

Razonamiento correcto o lógica del bien común

La Persona se inviste como Ciudadano para convocar a un Gobierno que por medio de las Instituciones integra el Estado que construye una República.
Una persona es un usuario que fortalece a un prestador para que cumpla un servicio.
Una persona es el cliente que aprovecha el negocio que una empresa a ideado para que los responsables mejoren sus ganancias.

República, Estado, Institución, Gobierno, Ciudadano y Persona.

Servicio, Prestador, Usuario y Persona.

Ganancia, Responsables, Empresa, Negocio, Cliente y Persona.

Cuando el accionar de las personas confunden los diferentes objetivos de cada una de las cadenas que se han descrito, no hacen mas que destruir su accionar, desviar su funcionamiento, corromper su razón de ser, evitando que los puntos extremos se vean beneficiados.

 

Los números de 2010

Los duendes de estadísticas de WordPress.com han analizado el desempeño de este blog en 2010 y te presentan un resumen de alto nivel de la salud de tu blog:

Healthy blog!

El Blog-Health-o-Meter™ indica: Más fresco que nunca.

Leer más de esta entrada

¡Feliz Año 2009!

Feliz 2009

Feliz Año 2008!

fa2008Que nunca falte un saludo de año nuevo para todos.
NanoBug les desea un feliz, saludable y próspero año 2008!

¡Hola Tierra!

A %d blogueros les gusta esto: