Para dar una conferencia (charla o clase)

  1. El orador romano

    El orador romano

    Cuida tu presentación personal:
    que tu vestimenta e higiene sea correcta, que jerarquice el momento, debe dar valor a los espectadores y que sea cómoda para ti.

  2. Entrar con buen pie:
    los primeros minutos son fundamentales. Empieza desarrollando la idea que mejor sabes. Si te da para un chiste/anécdota inicial has que se rían junto a ti, no de ti.
  3. Ajustar el lenguaje:
    estás exponiendo frente a un grupo de profesionales, colegas u oyentes y no conversando con amigos en la cancha. El vocabulario debe ser correcto y sin vulgarismos.
  4. Convencer:
    esta es la razón de la exposición, buena parte de tu suerte en esta experiencia depende del estilo que utilices. Las frases cortas y precisas suelen ayudar a seguir el hilo del razonamiento. Si no tienes clara tu exposición, no esperes lo contrario del público.
  5. Mirar a los ojos:
    si la mirada es el espejo del alma, que la tuya no mire al suelo. Procura hablar para todos y no sólo para uno. Aunque la presentación sea una exposición dirigida a uno de los presente –ya sea por responsabilidad en la toma de decisiones y/o su jerarquía- también en este caso no abuse al mirarlo en forma permanente. Busque la adhesión con todo el público.
  6. Dejarse oír:
    no obligues a los presentes a esforzarse para poder escucharte. Habla claro, con intensidad, buena velocidad y modulando perfectamente. Evita disertar con un tono monocorde, quieres que te escuchen y no que se duerman.
  7. Aprender a matizar:
    sabes que hay ideas principales e ideas secundarias. Es importante que en tu discurso se noten las diferencias.
  8. Controlar el tiempo:
    el único reloj que existe está dentro de tu cabeza. Organízate mentalmente para ajustar el tiempo de exposición. Utiliza todo el tiempo del que dispones, pero también respeta el tiempo de tus oyentes. Se puntual.
  9. Demostrar equilibrio:
    si a una respuesta le dedicas 20 minutos y a otra sólo tres podrá parecer que no te la sabes muy bien. También debes controlar los temas y evitar la disgregación.
  10. Salir por la puerta grande:
    deja para el cierre tu mejor respuesta o una declaración sobresaliente. Para esto hay un dicho, bien está lo que bien acaba.

Razonamiento correcto o lógica del bien común

La Persona se inviste como Ciudadano para convocar a un Gobierno que por medio de las Instituciones integra el Estado que construye una República.
Una persona es un usuario que fortalece a un prestador para que cumpla un servicio.
Una persona es el cliente que aprovecha el negocio que una empresa a ideado para que los responsables mejoren sus ganancias.

República, Estado, Institución, Gobierno, Ciudadano y Persona.

Servicio, Prestador, Usuario y Persona.

Ganancia, Responsables, Empresa, Negocio, Cliente y Persona.

Cuando el accionar de las personas confunden los diferentes objetivos de cada una de las cadenas que se han descrito, no hacen mas que destruir su accionar, desviar su funcionamiento, corromper su razón de ser, evitando que los puntos extremos se vean beneficiados.

 

Talks TDEX ¿Quiere ayudar a alguien? ¡Cállese y escuche! por Ernesto Sirolli

Una de las charlas recomendadas de TED (18′)
“Esto, sugiere Ernesto Sirolli, es ingenuo. En esta charla divertida y apasionada, propone que el primer paso es escuchar a la gente a la que se está tratando de ayudar, y aprovechar su propio espíritu empresarial. Su consejo sobre lo que funciona ayudará a cualquier emprendedor.”

Los diagramas – patron.estructura.secuencia.acción – conocimiento

Contacto

hija – ¿Papá crees que haya vida en otros planetas?

padre – No lo se amor. Pero te diré algo, si no hay nadie… es un desperdicio de espacio.

película Contacto
adaptada de la novela de ciencia ficción Contact,
escrita por Carl Sagan.

Maestro >> Ministro

MaestroEl vocablo maestro deriva de magister y este, a su vez, del adjetivo magis que significa más o más que. Al magister lo podríamos definir como el que destaca o está por encima del resto por sus conocimientos y habilidades. Por ejemplo, Magister equitum (Jefe de caballería en la Antigua Roma ) o Magister militum (Jefe militar).

El vocablo ministro deriva de minister y este, a su vez, del adjetivo minus que significa menos o menos que. El minister era el sirviente o el subordinado que apenas tenía habilidades o conocimientos.

El latín nos explica por que cualquier persona poco inteligente puede ser ministro pero no maestro.
¡Y después dicen que el latín no sirve para nada!

Fuente Internet (y aquí)

Más de un millón de uruguayos usan redes sociales

Educacion Internet

Educacion Internet

“…la mitad de la población del país, unas 1.650.000 personas, son usuarias de internet y de ellas la gran mayoría, 1.200.0000, utilizan las redes sociales…”

En referencia a los dispositivos, un 51% de la población vive en hogares con PC de escritorio, un 26% en hogares con notebooks, un 7% en hogares con netbooks y un 2% en hogares con tablets. Un 33% de la población vive en hogares con XO (OLPC, Plan Ceibal).

vía @carinanovarese – Más de un millón de uruguayos usan redes sociales.

¡Di no a la Proscratinación! (postergar, posponer)

O esa mala costumbre de dejar las cosas para luego.

A %d blogueros les gusta esto: